sábado, 16 de octubre de 2010

Llegó la policía

Dicen que Detroit es una de las ciudades más peligrosas del mundo, dicen. ABC apuesta con una nueva serie basada en esta ciudad, a modo documental se irá contando el trabajo diario de la Unidad de Homicidios del departamento de policía de la ciudad más grande del estado de Michigan.


Algunas reseñas previas decían lo siguiente “Un nuevo drama de crimen es el que se desarrolla en la serie Detroit 187.Producida por ABC, cuenta como Fich, un pulcro detective, debe lidiar con un grupo de documentalistas, que buscan capturar su trabajo día a día, imposibilitándole su labor y en ocasiones frustrándola.”

Nah, olviden esa reseña, la serie ambientada con buena música no tiene nada que ver con documentalistas ni nada de eso, de hecho, aunque se pretendan cámaras al hombro, persecuciones a pie, los actores ni se dan por enterados de ello, el falso documental no va, aunque sería una buena idea.

Detroit 187 no es CSI y por eso me gusta, a diferencia de la serie de Bruckheimer, Detroit, mantiene la tensión, sin necesidad de tanto efecto rebuscado y escrutador , sobre todo busca dar importancia al trabajo real de un cuerpo de investigaciones sin tanta tecnología,como los detectives clásicos, por ende Detroit187 tampoco es Bones ó NCIS.

¿Y eso es bueno? Dirán ustedes…pues, entre tantas secuelas de la misma fórmula es una alternativa interesante.

Protagonizada por Michael Imperioli (The Sopranos)  lo acompañan Natalie Martinez, Joshua Biton, Charles Baker y otro montón de caras desconocidas,pero Detroit187 está muy a la altura de las grandes series policiales de antaño, dolor, sufrimiento, angustia, se ven en cada capítulo, la acción es lo de menos, aunque es lo de más, Detroit quiere ser tan real como se le dé la gana.

El primer capítulo abre con el policía novato Washington, enseñándole en su móvil a su nuevo compañero el veterano Fich que cuando suene ese tono (la canción más bonita del mundo) su esposa estará dando a luz, justo al final de los 45 minutos cuando Washington recibe un disparo en el pecho… suena el teléfono.

0 comentarios:

Publicar un comentario